Lazos en juego, Capacitación y Tratamiento en ludopatía

En las adicciones, con o sin sustancia, se requiere de un tratamiento para el logro de la recuperación, tanto del propio adicto como de su familia. Lazos en juego cuenta con especialistas en: CABA, Lanús, Morón, Quilmes, Banfield, La Plata, San Miguel, Vicente Lopez, San Isidro.

  • El adicto al juego responde a una necesidad interna de perder

  • En la adicción, el juego puede funcionar como un antidepresivo o un ansiolítico

  • Voy a jugar porque siempre estoy como esperando algo, no sé qué. Me desespero de tanto esperar

  • Es paradojal llamar "jugador" al ludópata, ya que no es precisamente "jugar" lo que hace

  • Muchos jugadores se sienten vivos sólo cuando juegan. Juego que da vida-juego que enferma

PARADOJAS DE LA LUDOPATIA: ¿JUGADOR?

Es paradojal llamar "jugador" al ludópata ya que es alguien que no puede jugar en el sentido lúdico del término. No juega porque quiere sino porque no puede dejar de hacerlo. No sufre mientras juega sino de las consecuencias del juego: su empobrecimiento vincular, económico, afectivo.

El ludópata es un perdedor empedernido; no sólo pierde dinero sino también mucho tiempo de su vida, interés por actividades y personas con las que antes quería estar.

Entra en un circuito comandado por el pensamiento mágico, un fuerte vacío interno imposible de ser llenado, el sentimiento de culpa y verguenza, la necesidad de castigo.Este circuito lo precipita a una repetición sufriente, cuya condición y consecuencia es salir del juego como perdedor.

EL CUERPO DEL LUDÓPATA EN TIEMPOS DE COVID

Cuando el ludópata está frente a su máquina en la Sala de juego pierde, entre otras cosas, el registro de su propio cuerpo. Es un indicador de patología.

El cuerpo con sus necesidades: sed, hambre, ir al baño, dolores, sueño, cansancio, enfermedades, es más bien un obstáculo a acallar. Por eso suceden situaciones que tanto llaman la atención y horrorizan al cuerpo social ajeno al juego: que no tomen ni coman nada durante larguísimas horas, que no duerman, que se hagan pis encima y sigan jugando (o la solución que muchos encontraron: los pañales), que se descompensen en el baño, que sufran ataques cardíacos, entre tantos otros.

Por esto, y frente a la reapertura de las Salas de juego en tiempos de pandemia, es indispensable el cumplimiento de protocolos estrictos exigidos desde las Salas, o sea, un límite exterior al jugador. Sólo así (obligado) recordará que el Covid no diferencia el "afuera" del "adentro", y que aunque se esfuerce tanto en rechazar que es un mortal como todos, tendrá que cuidarse y cuidar.

Un desafío inédito y complejo que trajo la pandemia: Que el ludópata registre su cuerpo (su vida) y no apueste un pleno a la Ruleta del Covid.

Destacado

imagenDestacada

PANDEMIA Y LUDOPATÍA: ClÍnica de una nueva problemática ¿Hay esperanza?

Invitamos con agrado a este Encuentro por zoom, en el que especialistas en adicción al juego de Argentina y España transmitirán algunas cuestiones centrales para pensar, cerrando este particular 20

Ver Mas
imagenDestacada

Pandemic and compulsive gambling: betting on recovery or suffering repetition?

8th International Conference PATHOLOGICAL GAMBLING & OTHER BEHAVIOURAL ADDICTIONS

Ver Mas
imagenDestacada

Encuentro de Mujeres que conviven con la Ludopatía y Familiares

Programa de sensibilización para mujeres que viven con la ludopatía

Ver Mas