El adicto se destruye a sí mismo y a su familia, señalan especialistas en ludopatía

Para el 1 Digital

17 de Abril del 2022

A raíz de la habilitación del uso de las tarjetas de débito y la instalación de posnet en las salas de apuestas de casinos, bingos, hipódromos y agencias hípicas, la psicóloga Débora Blanca analizó por qué esa medida es perjudicial y cómo deberían tratarse los casos de adicción al juego.
image

El lunes 11, el Gobierno provincial rehabilitó el uso de las tarjetas de débito y la instalación de posnet en las salas de apuestas de casinos, bingos, hipódromos y agencias hípicas tras la derogación de una disposición de 2016 por parte del Instituto Provincial de Loterías y Casino, que prohibía la utilización de medios de pago electrónicos en esos ámbitos para prevenir la ludopatía. A modo de respuesta, Florencia Retamoso, diputada provincial de Juntos por el Cambio, presentó un proyecto de ley destinado a prohibir la instalación de máquinas expendedoras de dinero y de cualquier otro sistema de préstamos en las salas de apuestas y juegos de azar en el ámbito de la Provincia ya que, si se permite, “es una evidente política que va en contra de cualquier intento de asistencia a esta patología”.

“Estas decisiones deberían ser tomadas consultando a los profesionales especializados en la materia que estamos en contacto con el ludópata y sus respectivas familias”, expresó Débora Blanca, psicóloga especializada en ludopatía y adicciones comportamentales, en comunicación con Radio Universidad. “En estos momentos estamos saliendo de una pandemia, y con ella el crecimiento de muchas adicciones fue exponencial”, añadió.

Tratamientos

Según subrayó Blanca, los tratamientos son clave a la hora de conocer cuál es el motivo que lleva a la persona a adquirir ciertos comportamientos: “El adicto se destruye a sí mismo y a su familia. Cuando se encuentran las causas de sus acciones, debe renunciar al objeto de su adicción donde encuentra algo que no encontrará nunca en ninguna otra cosa”.

Asimismo, remarcó que, para tratar esta adicción, se debe incluir a las familias en las terapias junto con el jugador compulsivo porque, durante los inicios de la recuperación, deberán administrar el dinero. “Esto representa un problema porque, si bien en los primeros tiempos hay aceptación, cuando regrese el impulso, el ludópata empezará a reclamar por la plata para volver a jugar”, explicó.

Por último, Blanca afirmó que, para poder transitar una recuperación exitosa, el ludópata debe recurrir al autoconocimiento: “A través de una buena terapia, pueden descubrir por qué se destruyen a ellos mismos y por qué deciden poner en riesgo sus relaciones laborales o familiares; pero todo esto tiene que ver con la historia personal y la fuerza de voluntad de cada uno”.

Nota completa