TRABAJO GRUPAL, O "HASTA QUE PUEDAS QUERERTE SOLO"

Teorizando

17 de Agosto del 2021

TRABAJO GRUPAL, O "HASTA QUE PUEDAS QUERERTE SOLO"

Estoy leyendo al escritor Pablo Ramos, aporte imprescindible en el campo de las adicciones; él describe hermosa y cruelmente el mundo, o más bien, la cabeza del adicto.
Estaba pensando en el grupo de jugadores, y de repente el azar (¿el azar?) me llevó al encuentro con un párrafo. Y con él me zambullí en aguas de olas  color verde (sí, verde esperanza, claro), y nadé y nadé.
Dice "El cuerpo tiene sed y el alma se siente sola, pero me siento mejor al rememorar las palabras de mi anfitrión, las palabras que me dijo el compañero cincuentón, ese que el azar quiso que yo nunca volviera a ver, ese del cual no recuerdo casi nada, excepto el bronceado y el oro falsos. "Pase lo que pase vos vení", me dijo, "que acá te vamos a querer, hasta que puedas quererte solo".
Porque no hay recuperación subjetiva sin el lazo tiernofirmetierno a los otros. Y porque el trabajo con patologías que nos ponen de frente las cuestiones del narcisismo nos susurra, o nos grita, según el caso, "Buscá las maneras, hasta que pueda quererse solo".