LO FAMILIAR EN JUEGO

Teorizando

26 de Mayo del 2021

LO FAMILIAR EN JUEGO

Somos lo familiar. Ojos de papá, risa de mamá, oído musical del abuelo, mal carácter de la tía Ema. Somos recuerdos, lo dicho y lo mudo, lo cantado, lo susurrado. Somos los amores frustrados, las cartas que no llegaron a tiempo, los malos entendidos y los sobreentendidos que nos antecedieron.
El trabajo clínico con adictos nos muestra esta malla familiar del orígen con importantes fisuras, agujeros a los que nuestros pacientes retornan una y otra y otra vez, agujereando consecuente y progresivamente su economía: la del dinero, la del tiempo, la de sus lazos, la de su deseo.
El jugador queda desbrujulado, y somos nosotros quienes lo acompañaremos en un trabajo terapéutico complejo, heterodoxo, paciente, a ir bordeando esos agujeros de su orígen, encontrando palabras a lo mudo disfrazado de compulsión, a lo mal-dicho que torna su vida una maldición. 
Rearmado del rompecabezas familiar para desvitalizar lo mortífero, para sanar lo enfermo del padecimiento.