CON-JUGANDO EN AISLAMIENTO

Teorizando

15 de Abril del 2020

CON-JUGANDO EN AISLAMIENTO

Pasado, presente y futuro eran unas perlas bastante ordenadas en el collar que paseábamos por la vida. Y de golpe, plaf! Un bichito originario de China comenzó a dar vueltas por el mundo camuflandose, disfrazandose, y desafiando fronteras. Bichito irrespetuoso que agarró nuestros collares-vidas y se puso a con-jugar las perlas como le dio la gana.
Él sabe que "Cambia Espacio-cambia Tiempo", que si estamos adentro, imposibilitados del afuera de los encuentros, de las risas y los enojos en la cara, el tiempo comienza a jugar con nosotros, como él!


Este bicho camaleónico, desafiante, se metamorfosea y lo hace también con nosotros.  Convirtió a la calle en un baile de disfraces que me hace oscilar entre el llanto y la risa: barbijos de médico, barbijos-pañuelos a lo Che Guevara, barbijos-tazas de corpiño, caras tapadas con pantallas trasparentes, con botellones de agua mineral. Ah! Y como si fuera poco, muchas veces acompañados de anteojos- antifaces de todos colores y tamaños.


Y entonces sucede que, después de varios días adentro, salgo a comprar comida. Participo del baile de disfraces, vuelvo a casa, me hago un mate, pongo mis viejos CD: Jaime Ross, Tracy Chapman, Silvio Rodriguez, Pink Floyd, Piazzolla. Y resulta que vuelvo a disfrutar de escuchar música sin apuro como en el pasado, pero en el presente! Y escribo para mi nuevo libro, futuro! Y miro fotos de viajes, y recuerdo pacientes que ya no vienen, y les escribo para saber cómo están. Pasado? Presente? Y cambio la yerba del mate y todo es presente porque el futuro, qué sé yo!! Y se hicieron las 9 de la noche y vamos corriendo con Enzo, mi perro, al balcón para cantar el himno con los vecinos de la cuadra. A Enzo le gusta cuando aplaudimos y yo grito "Vamos cheeee!!!, Fuerza carajo!!!". Me doy cuenta que le gusta porque en esa parte siempre me mira y ladra.


Ay este bicho con-jugador de nuestros tiempos y espacios... A veces me pregunto cómo va a ser la vida de antes después de la cuarentena, y no tengo la menor idea!
Bicho confundidor este Coronavirus. Y provocador! Quiere a toda costa que reconozcamos de una vez por todas qué deseamos, qué tenemos, y qué collar queremos armar cuando lo hayamos derrotado.