QUIÉN ESTÁ ABURRIDO?

Teorizando

26 de Marzo del 2020

¿QUIÉN ESTÁ ABURRIDO?

Alguien me contaba que, desde que se estipuló la cuarentena, todos los días por la tarde un vecino de su edificio sale al balcón y grita: "Estoy aburridooooo!!!!".
Muy entretenida me quedé pensando en el aburrimiento, tema recurrente en algunas afecciones, por ejemplo, en las adicciones.
En estos días complejos de aislamiento, de ausencia de contacto con el afuera, de ese afuera habitado por objetos y cuerpos-no vistos-a través-de las pantallas, puede suceder que en muchas personas irrumpa el aburrimiento, irrupción silenciosa o a los gritos, como el vecino en el balcón.
Es un sentimiento que  acarrea sufrimiento porque se siente un vacío interno, algo del orden de la nada que angustia, incomoda y demanda del afuera un llenado incesante. La persona necesita que el otro lo entre-tenga porque le faltan recursos internos.
No hablo del aburrimiento del que pueden emerger ideas nuevas, fantasías, sino del que disfraza una dependencia de estímulos externos.
El Coronavirus y la  cuarentena vino a mostrar, entre tantas cosas, lo imprescindible del amor, de los lazos que abrazan desde el origen, de lo here-dado, de las canciones escuchadas y cantadas, de los juegos jugados, para poder sostenerse en estos días, y sostener a los otros.