CORONAVIRUS, AISLAMIENTO Y ADICCIÓN

Teorizando

25 de Marzo del 2020

Quienes trabajamos en el campo de las adicciones sabemos que el aislamiento es una consecuencia inevitable. El adicto se encierra progresivamente en su círculo compulsivo-empobrecedor (ganando esa satisfacción que sólo encuentra en la adicción) aislándose de sus vínculos y actividades.
Pero ¿Qué sucede en estos días de aislamiento obligado en los adictos y, particularmente, en la ludopatía presencial? Porque en algunos casos vendrá el juego online a ser sustituto, pero en muchos otros no. Entonces, ¿cómo transitan esta abstinencia obligada? ¿Podrán algunos adictos no sólo soportarla sino también conectarse con pensamientos y sensaciones que sólo pueden irrumpir en abstinencia? ¿Llorarán? ¿Dirán algunas palabras imposibles de ser pronunciadas cuando están frente a la máquina? ¿Qué pasará en las familias de los adictos, en las parejas, en los hijos, los padres? La co-adicción es parte del sostenimiento de la patología; los reproches, enojos, frustraciones que el familiar endilga directamente al jugador, ¿por dónde circularán ahora, en tiempos de abstinencia?
Interrogantes nuevos que responden a este momento inédito para todos, y que irán encontrando respuestas. Y estoy convencida de que los lazos, tanto para los adictos como para los profesionales de la salud, siguen haciendo la diferencia entre salud y enfermedad.